jueves, 20 de abril de 2017

Tal día como hoy

No recuerdo cómo iba vestida... ni si llevaba tacones.

Recuerdo mis nervios ante Tu puerta.

Recuerdo que me pareciste... muy alto.

Recuerdo Tu sonrisa... y mi sonrisa. 

Recuerdo Tu sofá verde... y la silla enfrente.

Recuerdo mis intentos de no cruzar las piernas... y las manos en mi regazo.

Recuerdo lo que me dijiste... recuerdo lo que te respondí.

Recuerdo el momento en que Tu mirada se llenó de mí... y el estremecimiento que me recorrió.

Recuerdo las risas... y que hablamos mucho... mucho... mucho...

Recuerdo la emoción... la excitación... el ansia... rogar...

Y también recuerdo... que me volví sin que me follaras, jajajajajajajajaja.

Un lustro... cinco años... que han pasado como un suspiro... -a- Tu lado... entre Tus piernas... -a- Tus pies.


De nuestras primeras fotos

martes, 18 de abril de 2017

Anticipando Tus deseos

Me anticipo a Tus deseos... dudo... ¿será ésto lo que quieres de mí?... ¿podré complacerte por entero?...

Tú... yo... ¿sonríes?... espero que sí... y espero seguir provocando Tu sonrisa... Tu risa... y más cosas... 

Despertaba de un sueño... para seguir soñando... hasta que llegaras...

Vuelvo a despertar


Vuelvo a despertar... con una sonrisa en los labios.

Mi cuerpo me recuerda... que está vivo... que siente anhelos... deseos de Tí.


Mis manos... cálidas... recorren cada centímetro de mi piel.

Mis ojos están cerrados... y sin embargo... estás ahí... noto Tu presencia... y sonrío.


Poco a poco... me abro para Tí... ofrecida a Tí... a Tus caprichos... a Tus deseos... preparada para que me uses... como más Te complazca.

¿Sonríes???... sí... ya sé que sí... sé que disfrutas de mi Entrega sin reservas... porque eres Tú... el Elegido... y ante eso... no hay límites... para Tu placer... que será... el mío.


Por un momento... me paro... ¿te gustará mi fantasía?... ¿es así como me percibes?... ¿es esto lo que quieres de mí?.


Sigo...

Ahora soy yo... mis anhelos... mis sueños... mi imaginación... mis fantasías... lo que me apetece.

Cuando Llegues... serán... Tus anhelos... Tus sueños... Tu imaginación... Tus fantasías... lo que Te apetezca... lo que Desees.

Llego al clímax... que no es mío... puesto que ya Te pertenece... como toda yo.


Sumisa sin rostro... para mi Dueño... sin rostro.

(Publicado aquí)


miércoles, 12 de abril de 2017

Ayyy... ayyy... ayyyy

Nervios... ansiedad... deseo... impaciencia... y de pronto... estás tocando un timbre... la puerta se abre... y allí está Él... y te parece más alto de lo que imaginabas por la foto que te envió... y te sientes más pequeña.

Su sonrisa... tu sonrisa... entras en el redil... tiemblas de anticipación... aunque no sepas siquiera que estás anticipando.

La primera vez ante Él... que te dice...

A_cérc-a-te

domingo, 9 de abril de 2017

Tú dices... yo digo...

Tú dices que no sueñas nunca... yo digo que todos soñamos... aunque no siempre recordemos el sueño.

Tengo grabado en la retina... y en la memoria... ese primer día... cuando nos conocimos... y en un momento dado... Tu mirada se llenó de mí... y fue como... reconocerme... recnocerte... reconocernos... me esperabas... te esperaba...

Sumisa... sin rostro

En algún rincón... un Dominante... sueña.

Sueña con una sumisa... Su sumisa.
 
Sumisa sin rostro... que Le anhela... y Le espera...

El Dominante... la moldea mil veces... en su imaginación... y mil veces... le da nuevas formas.
 
Quizás su placer esté ahí... en crearla cada día para Él... o en darle una forma única.

En cualquier caso... no tiene prisa... sabe que la encontrará... en el momento oportuno... y mientras tanto... disfruta del tiempo... que precede al encuentro.
 
Sabe que la reconocerá cuando la vea... y que ella... estará esperándole a Él... sólo a Él... pues ya es Suya... 
 
Probablemente... cuando le pregunte... "¿y tú que eres?"... ella le responda... simplemente... "lo que me dejes ser".
 
Sumisa sin rostro... para un Dueño... sin rostro.
(Publicado aquí)

viernes, 7 de abril de 2017

Cuatro días

Las horas pasan lentas... muy lentas.

Las conversaciones han sido muchas... largas... intensas.

Estamos a menos de 4 días de conocernos en persona.

La serenidad... el equilibrio... la razón... va dejando paso a la imaginación... el deseo... y sin querer queriendo... te muestras...

-a-nsiosa


Entre la fantasía y la realidad... la rea espera la llegada del Verdugo... tal y como se le ha indicado... desnuda... con pinzas... mordida mediana...

Durante horas... el Verdugo... usa... abusa... humilla... -a-vergüenza... a la rea...

Se Acerca... Se Aleja... toca... palpa... retuerce... -a-prieta... explora... conoce... reconoce...

A cada imperativo del Verdugo... -a-catación por parte de la rea...

¿Mucho????... ¿poco???... ¿importa????... es lo que Se le -a-ntoja... lo que Le -a-petece... y eso... basta para la excitación de la rea...

Las horas siguen pasando...

La rea duerme... desnuda... o por lo menos... es lo que intenta... -a-nsiosa... quiere más... máss... mássss....

La rea... desliza la mano por debajo de la almohada... hasta tocar al inquilino que yace junto a ella... indecoroso... provocativo... tentándola a usarlo...

En la oscuridad de la noche... la rea duda entre usarlo o no... y entre dar a conocer su estado al Verdugo o no...

El Verdugo... pendiente de la rea que tiene en su celda... acude de inmediato...

... En todo momento debe conocer el estado de la rea... el uso del inquilino no está permitido sin Autorización...

Desnuda... mojada y... -a-nsiosa... dormirá la rea...

... si puede... a medio camino entre... la fantasía y la realidad...

(Publicado aquí)

martes, 4 de abril de 2017

¿Cómo te digo...

Que no es cuestión de paciencia.

Que con los años he aprendido a valorar donde estoy y con quién estoy.

Que yo no hago nada diferente... a lo que Tú haces.

Que como decía la refranera de mi abuela... el hombre propone pero Dios dispone.

Que todo sucede por alguna razón... aunque no siempre sepamos cuál es.

Que la distancia sólo está en los kilómetros que nos separan.

Que no es lo mismo estar lejos... que estar alejados... ni distancia y distantes.

Que la calidad importa más que la cantidad.

Que no es lo que queremos... pero es lo que tenemos.

Que una noche especialmente incómoda... en la tercera operación... te ví allí... en la habitación del hospital... velando mi sueño.

Que muchas noches... cuando me envías el mensaje de buenas noches... y me cubres... siento como lo haces... igual que cuando compartimos cama.

Que hoy... igual que hace un año... y dos... y tres... y cuatro... y casi cinco... soy feliz Contigo... y vuelvo a ponerme donde Tú me pones siempre... -a- Tu lado... entre Tus piernas... A Tus pies???

Hoy... dos fotos... 
El privilegio es ser Tuya
La llama sigue viva... a de A




sábado, 1 de abril de 2017

El primer sueño

La primera vez que te soñé... ni siquiera imaginaba que... iba a ser la primera... de muchas fantasías.

Un primer sueño... quizás algo torpe... algo aturdida porque... realmente lo soñé... te soñé.

En alguna parte... no sabía si cerca o lejos... te sentía.

Creo que era la primera vez que me desdoblaba... y no hablaba desde mí... sino desde Tí... dándote ya el poder de decidir... las palabras... los gestos... las acciones.

Era un momento en el que se daba en mí una dicotomía... por un lado... no estaba aún preparada... emcionalmente... para tener Amo... pero por otro... mi esencia sumisa se negaba a permanecer oculta... y junto con el sueño... fue la única forma que se me ocurrió... para mantenerla viva.

No sabía en aquel momento... que iba a ser el primero... de muchos sueños... antes de que... llegaras... y sí... pensé que estaba como un cencerro, jajajajajajajajaja.

Llegas

Oculto tras el manto de la noche... llego a tu lado...

La luna ilumina tu  cuerpo... las sábanas se han deslizado... el corto camisón se ha subido... mostrándome tus diminutas braguitas blancas.
 
Te contemplo satisfecho unos instantes... eres Mía... Me perteneces por derecho... y puedo hacer contigo lo que desee.

Sé cuánto te avergüenza... que te use así... dormida... indefensa... pero no resisto la tentación.
 
Me tumbo a tu lado... detrás de tí.

Despiertas... ligeramente sobresaltada... sí ya sé que no me esperabas... a estas horas.
 
Mi mano en tu cadera... impide que te gires... que me mires...
 
- ¿Quién eres? 

- Soy... Tu Dueño... sin rostro

- Mi... Dueño?... ¡oh... yo... no te esperaba hoy!... en realidad... ni hoy ni ningún día... no existes... eres producto de mi imaginación... de mis anhelos... de mis deseos...
- SHHH... CALLA... eso no importa... lo que importa es que estoy aquí... y Eres Mía.

Sus manos acarician mi cuerpo... apresan mis pechos... los aprieta... pellizcan y retuercen mis pezones.

El dolor es real.

Su mano sigue bajando... buscando mi sexo... 
 
Instintivamente... me encojo sobre mí misma... intento separarme.

- ¿Qué haces?... ¿me huyes?... ¿te me niegas?

- Perdón, mi Señor... no es mi intención... negarme a tus deseos, pero... esta sumisa no te merece... hace mucho que... mi líbido duerme... y no será capaz... de darte el placer que mereces.

- Soy Tu Dueño... sin rostro... aún... pero tarde o temprano... tendrás que ponermelo... y cuando llegue el momento... tendrás que estar preparada... para complacerme... para...
 
- Perdóname, mi Señor... por interrumpirte pero... la apatía me embarga... y no se cómo... yo...

- Shhh... calla... sabes que lo sé... y lo entiendo.
 
Cada día... vendrás a Mí... una... dos veces... las que hagan falta... hasta que estés preparada.

Cada día... tendrás tareas que realizar.

Unas te gustarán... otras... no tanto... como debe ser.

Y cuando llegue el momento... dejaré de ser... Tu Dueño... sin rostro... 
- Pe... pero... yo... es que... yo...
- ¿Rebelde a estas alturas???

- No, no... es solo que...

- Primera lección de recordatorio... ¡tú no dices no!

- No, Mi Señor ... digo sí, Mi Señor...

- Tranquila... iremos despacio... ahora... duerme...

Cuando despiertes... me habré marchado... dejándote instrucciones en la mesilla de noche.

Volveré... mañana por la noche.
 
- Cómo tu digas... mi Dueño... sin rostro.

(Definitivamente... debo de estar... como un cencerro ;) :D) :p)
(Publicado aquí